LOGO transp

El extenso universo de The Focking Team posee una enorme cantidad de personajes, aquí podés conocer más acerca de ellos.

Super Flakin

Super Flakín
Un adolescente que a temprana edad tomó la decisión de independizarse y mandar su vida a la mierda. No es para nada un superhéroe a pesar de tener superpoderes y que se auto proclame como “Super Flakín”. Roba espacio personal viviendo en la casa de su amigo y compañero de ocio, Manchín. No trabaja, no estudia, no tiene metas, de hecho… no hace nada en la vida. No se sabe el porqué usa una capa o de dónde obtuvo sus increíblemente inútiles superpoderes que inexplicablemente casi nunca utiliza.
A pesar de ser un clavo en los huevos, es alguien sumamente inocente y de buen corazón que únicamente tiene como objetivo en la vida “ser el más mera pija en FIFA” y hacerle la vida imposible de diferentes maneras a Manchín.

Manchin

Manchín
El psicópata racista intolerante terrorista que definitivamente no quisieras tener cerca nunca. Manchín es una mancha verde parlante con un excesivo gusto por las armas, las explosiones, la guerra y la destrucción, pero que por algún extraño motivo trabaja en el área de servicio al cliente de un prestigioso call center. A menudo es confundido con un moco o un cactus con un buen estilo de la moda por sus lentes de sol, cada vez que sucede esto Manchín incendia una casa.
Amigo de infancia de Super Flakín y un experto con doctorado en mandarlo a comer mierda.
La vida y todo su entorno le son irrelevantes siempre y cuando nadie lo esté jodiendo, lamentablemente para él nunca es así.
Cuenta la leyenda que una vez Manchín lanzó una granada matando 50 personas, luego la granada explotó.

Fantasmin

Fantasmín
Un ente fantasmagórico del más allá que decidió quedarse para irrumpir la paz y serenidad de las personas, especialmente la de Super Flakín y Manchín. A pesar de su contraria percepción y especial forma de hablar, Fantasmín es sumamente inteligente.
Le gustan los gatitos… le gustan mucho los gatitos.
Eso que está debajo de su boca… no hay nada que asegure que sea barba.
Posee un extraño gusto por entrar a cualquier lugar rompiendo paredes, mientras que en sus ratos libres disfruta jugando partidas de ajedrez en diferentes torneos, de los cuales posee 17 campeonatos mundiales.

Mario

Mario:
¿Un rubio alto moreno? ¿Un negro de ojos azules? ¿Un indio de pueblo?
Nadie sabe cómo luce Mario en realidad a excepción de Super Flakín y Manchín. El honesto y humilde hombre trabaja de lo que sea siempre y cuando se le abone una bolsa de tustacas, citroles, semitas o fresco en bolsa. Provechoso para cualquier oficio ya que nunca exige prestaciones o seguro del IHSS (de hecho, ni siquiera sabe que existen). Después de diversos empleos llegó a trabajar como director de cámaras en Preguntas a Manchín, y con el tiempo comenzó a llevarse muy bien con sus nuevos y esquizofrénicos amigos.
Vive en alguna aldea o pueblo cercano a la casa de Manchín, por lo que usualmente podemos verlo escucharlo dentro de la casa cuando llega de visita.

Candido

Cándido:
Cándido Panchamé es un pájaro gigante de 4 metros en la búsqueda interminable de su padre biológico. Surca los cielos tratando de llegar a su paradero para saber quién carajo se cogió a su mamá pájaro.
Usa un distintivo sombrero, posee alta clase y caballerosidad. En fin, es la elegancia en forma de ave.

Oficial Rodriguez

Oficial Rodríguez:
El distinguido y excelentísimo chepo de mierda oficial Rodríguez no es más que un policía que sigue a pie su aburrido y valeverguista trabajo. El cómo llegó a ser jefe de alto rango dentro de la comisaría es algo que todavía nadie se explica.
Es fiel a su trabajo, y fácil de corromper.
Su lema: “Todo en esta vida es posible bajo bajo…”

Los Brothers

Los Brothers:
Chino, negro, chele y zarco son los mejores mecánicos del planeta que pueden transformar tu chatarra de 4 ruedas en un automotor de alta potencia y calibre con televisores plasmas en cada maldito rincón. “Los Brothers” siempre andan juntos, son realmente hermanos (todos de padres distintos) y su vínculo familiar es más fuerte que cualquier amortiguador o radiador que hayan instalado.
Su apariencia de cholo puede intimidar a cualquiera, aunque sencillamente no se preocupan de cómo la gente los determine, total, “ellos son hombre de familia, homie”.
Si alguna vez llevás tu carro en su taller, es recomendable no dejar cosas de valor adentro.